Se Ríe sin Temor al Futuro…

Por algunos años me enfocaba muchísimo en lo que usaba, podía pasar horas y horas haciendo compras y agregando nuevos outfits a mi closet. Con todas las marcas que hay, las tendencias de la temporada, “lo que nos queda mejor” y toda la influencia del marketing, a veces sin darnos cuenta nos enfocamos más de lo que quisiéramos en nuestra apariencia.

Hace unos años comencé a preguntarme cómo estaba vestida mi alma… Olvidémonos por un minuto de la ropa, de los accesorios, del maquillaje, de todo lo que es una máscara para aquello que llamamos: lo interior.

Uno de mis versículos favoritos en la Biblia habla de una mujer llamada “la mujer virtuosa”. Para ser sincera muchísimas veces leí este versículo y solo me enfocaba en la segunda parte “y se ríe sin temor al futuro”.

Yo quería tener esa seguridad del futuro, que todo iba a estar bien, que todo estaba bajo control, que no había de qué preocuparse y que yo podía reír SIN TEMOR al futuro. Y yo le preguntaba a Dios cómo era eso posible?

Para ser honesta y sin rodeos, a veces pensaba que era imposible… era imposible llegar al punto de tal seguridad. Y en ese momento, exactamente cuando pensaba que este era solo un proverbio que fue escrito miles de años atrás… Dios abrió los ojos de mi corazón y me mostró que había pasado muchísimo tiempo enfocada en la parte exterior. Él quería mostrarme lo que es estar vestida por dentro, lo interior.

Cada una usa un outfit diferente, a algunas nos gusta más los colores neutros, a otras llevar todos los colores juntos en un mismo outfit… pero ese no es el punto en este blog. El punto es que Dios quiere vestirnos con virtudes que van a formar nuestro carácter. Muchas veces creemos que lo que nos va a dar seguridad es la cantidad de dinero que tenemos en el banco, creemos que lo que define qué tan bien nos vemos hoy día es el outfit que estamos usando o la contextura de nuestro cuerpo, y muchas veces no podemos estar tranquilas hasta que todo este perfectamente organizado y planeado con relación al futuro. Sin embargo, lo único que nos va a dar la confianza de reír sin temor al futuro es vestirnos con el carácter de Dios. Muchas veces el cambio no está en lo exterior, sino en lo interior.

-A

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close